PANNA COTTA CON SALSA CASERA DE FRESAS

Panna cotta
Panna cotta

Hola! Aquí tenéis uno de los postres más apreciados….La panna cotta!

Como su nombre indica, en esencia se trata ni más ni menos que de nata cocida.

Como siempre, intento adaptar los postres a una forma más saludable sin perjuicio del sabor.

Esta vez he optado por utilizar como ingrediente principal nata fresca ecológica (lo que en Francia llaman “creme fraiche”). Es una nata fermentada, a mitad camino entre la nata clásica y la crema agria. Sigue teniendo grasa, como cualquier nata, pero la calidad de la misma no es comparable a la grasa de la nata que encontramos habitualmente en los supermercados.

Dicho esto..con la nata normal también queda muy buena y con las mismas proporciones que os voy a describir. En vuestras manos queda!

Como endulzante utilizo miel cruda tanto para la panna cotta como para la salsa de fresas.

Importante: para un mejor desmoldado, recomiendo moldes metálicos.

Vamos con la receta!

INGREDIENTES PARA LA PANNA COTTA: (Para dos personas)

  • 200ml de nata fresca ecológica (Concretamente de la marca Vrai, la podéis encontrar en Alcampo).
  • 2 c/p de miel cruda.
  • 1 hoja de gelatina neutra.
  • 100gr de fresas ecológicas (Es importante que las fresas sean ecológicas, ya que son de las frutas que más contaminantes absorbe).
  • 1c/p de miel cruda.

CÓMO SE HACE:

Panna cotta

  1. Introducir la hoja de gelatina a remojo en agua fría durante 10 minutos.
  2. Pasar la nata a un cazo y calentar, sin que llegue a hervir durante 10 minutos.
  3. Pasados los 10 minutos, apagar el fuego y añadir 2c/p de miel. Remover durante un minuto.
  4. Retirar el cazo y añadir la gelatina escurrida. Remover hasta la completa disolución.
  5. Con ayuda de un pincel, pintar las paredes de los moldes con un poco de miel.
  6. Repartir la preparación en los moldes y refrigerar. Mínimo 4-5 horas, aunque si no hay prisa, mejor de un día para otro.
  7. Desmoldado:(MOMENTO CLAVE)
  • Calentamos un poco la base y paredes del molde. Lo ideal es hacerlo con un soplete de cocina pero lo podemos conseguir también con un poco de agua caliente. ATENCIÓN:sólo hay que calentar unos segundos, de lo contrario corremos el riesgo de que se rompa ya que tiene una textura muy delicada.
  • Mover un poco el molde, buscando que “baile” la panna cotta en el molde y le entre algo de aire.
  • Desmoldar con cuidado sobre el plato.

Salsa de fresa

  1. Triturar las fresas durante unos pocos segundos, de forma que queden trozos de fresa sin triturar.
  2. Añadir la c/p de miel. Remover bien y distribuir sobre la panna cotta.

En este caso le añadí unas hojas de menta fresca y nibs de cacao crudo.

Como veis es muy sencillo! Y el sabor…no hace falta decir mucho más….

Espero que os haya gustado y os animéis a probar la receta!

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *