Porridge de quinoa con fresas

Hola! Vamos con un porridge…Estoy experimentando últimamente con los porridge (o gachas, aunque queda más moderno lo de porridge…) y esta vez he probado con la quinoa.

Un porridge no es más que cereales cocidos con agua o leche. Lo típico es utilizar copos de avena pero se pueden utilizar otros cereales o pseudocereales, en copos o con el grano entero.

En cuanto a las medidas, lo más extendido es 3 veces de líquido por 1 de granos. Además, para que cuajen mejor y le de el punto perfecto le puedes añadir clara de huevo o incluso el huevo entero.

Con agua o leche, esto es ya a gusto personal, pero claro está que si añades leche tendrá un poco más de sabor ya que los cereales en sí carecen de sabor.

Luego está el tema de los toppings…Aquí la libertad y las combinaciones son infinitas, desde añadir fruta fresca, hasta fruta cocinada, chocolate, endulzar con miel, añadir cacao, etc.

Hay un detalle importante y es que no es un plato que “se haga sólo”, con esto quiero decir que debes estar pendiente y prácticamente no dejar de remover en ningún momento ya que es muy fácil que se pegue en el fondo del cazo.

En esta ocasión he probado con la quinoa y la verdad es quedó muy bueno. Como endulzante sólo añadí un poco de miel y un toque de canela, ya que justo la quinoa suele tener un poco más de sabor que otros cereales o pseudocereales. Como toppings le añadí fresas y frutos del bosque congelados (no es necesario que sean congelados pero en mi caso lo son ya que compro en mayor cantidad cuando están en temporada o en oferta y los congelo para tener siempre disponibilidad).

Un punto importante es el tratamiento de los granos antes de su uso, ya que contienen antinutrientes que impiden la absorción de los nutrientes de los alimentos y hay que intentar reducirlos. Esto se consigue en gran medida limpiando bien los granos, frotando bajo el chorro de agua del grifo y manteniéndolos en remojo unas horas. Si no tienes tiempo, ten en cuenta que la mayor parte los eliminarás con el correcto lavado así que con sólo esta acción te puede valer. Además de los antinutrientes también eliminamos gran parte de la contaminación que pueda tener el grano en su parte externa.

Con la quinoa concretamente, el problema lo tenemos en las saponinas, que son unos agentes que se encuentran en la parte externa que entre otras cosas, pueden provocar dolor de cabeza, entre otras cosas. Con el correcto lavado se eliminan casi en su totalidad.

Importante: no importa que sean ecológicos o no, los antinutrientes estarán igualmente, algunos en menor medida seguramente, pero debes tratarlos de igual forma.

Como siempre explico, todos o la mayoría de ingredientes que utilizo son ecológicos o de la mayor calidad que he podido encontrar ya que eso se ve reflejado en el resultado final, además de obtener un plato más saludable, siendo especialmente importante en el caso de las fresas o frutos del bosque, que tienen una especial “habilidad” para retener contaminantes.

Bueno, después de enrollarme un poco vamos con la receta, que te aseguro que es más sencilla que todo lo que he explicado arriba…

Las medidas son para un desayuno cumplidito para una persona o un desayuno sencillo para dos personas.

PORRIDGE DE QUINOA CON FRESAS

Ingredientes:

  • 70gr Quinoa (Pesada en seco, si la tienes en remojo y la pesas después su peso sería mayor)
  • 210gr Leche (Puedes elegir leche animal, vegetal o agua. En mi caso leche de vaca alimentada con pastos)
  • 1/2 c/p Canela
  • 1 c/p Miel cruda
  • 1 Huevo
  • 1 Clara de huevo
  • 100gr Fresas
  • Un puñado de frutos del bosque (Moras, arándanos y frambuesas).
  • 3 Dátiles
  • Hojas de menta

Cómo se hace:

  1. Añade la leche y la quinoa en un cazo y cuece a fuego medio sin dejar de remover.
  2. Pasados 3-4 minutos añade el huevo, la clara y la canela y continúa removiendo.
  3. Sigue cocinando hasta llegar a los 12-15 minutos o hasta que estés a punto de quedarte sin líquido (es importante que ajustes el fuego para llegar a este punto sin que te hayas quedado sin líquido).
  4. Una vez cocinado, añade la miel y las fresas troceadas y mezcla bien.
  5. Pasa la mezcla al bol, añade el resto de ingredientes por encima y sirve.

Ya puedes disfrutar de este delicioso desayuno!

Espero que te haya gustado! Cómo ves no ha sido difícil verdad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *