CHEESECAKE DE FRESAS CON NATA

Hola! Hoy te traigo una receta de las que dejan huella, sobretodo si eres fan de las fresas con nata! Concretamente, se trata de un cheesecake de fresas con nata!

El pastel lo he preparado en mi encimera Iron Ash de Neolith Kitchen ,que es resitente al rayado y totalmente apta para el contacto con alimentos al no desprender sustancias nocivas.

Lo que haremos, principalmente, será añadir una base, un poco de queso mascarpone y jugar con distintas texturas en cada capa.

En este pastel encontramos una base de anacardos tostados, una capa interior de nata y mascarpone con fresas troceadas, una capa de fresa y finalmente una gelatina de fresas.

Además de ser muy bonito y estar delicioso, cabe destacar que es mucho más saludable de lo que parece ya que viene endulzado con miel y las grasas que encontramos son de buena calidad.

Antes de ir con la receta, me gustaría recordarte que es muy importante que elijas los ingredientes de la mayor calidad que encuentres o te puedas permitir, ya que esto va a influir en el resultado final, tanto en aspecto como en sabor, además de obtener un postre mucho más saludable.

Vamos con la receta!

Te dejo el vídeo completo de la cheesecake de fresas con nata y más abajo el paso a paso para que no pierdas detalle.

*Molde interior: 12cm diámetro.

*Molde exterior:16cm diámetro.

*Altura: 10cm.

CHEESECAKE DE FRESAS CON NATA

Crema de nata y mascarpone

  • 200g Nata (mín. 35% mat.grasa)
  • 100g Queso mascarpone
  • 2 Hojas de gelatina neutra
  • 40g Miel Cruda
  • 3 Fresas cortadas en mitades
  1. Sumerge la gelatina en agua fría.
  2. Monta la nata y refrigera.
  3. Mezcla el queso y la miel.
  4. Escurre la gelatina, calienta en el micro por 15″ (hasta que derrita) e incorpora a la mezcla de queso y miel.
  5. Ahora, añade poco a poco la nata, mezclando con movimientos envolventes, de forma que no perdamos el aire que hemos ganado montando la nata.
  6. Reparte las fresas en la base del molde pequeño, cubre con la crema y refrigera 6 horas, para que sea consistente y fácil de manipular.

Base de anacardos

  • 150g Anacardos
  • 30g Miel
  • 40g Mantequilla
  1. Hornea los anacardos durante 7 minutos a 180ºc.
  2. Tritura junto con el resto de ingredientes.
  3. Cubre la base del molde grande, de forma que quede una base compacta y refrigera.

Crema de fresa

  • 200g Nata (mín. 35% mat.grasa)
  • 150g Queso mascarpone
  • 300g Fresas
  • 5-6 Hojas de gelatina neutra
  • 60g Miel Cruda
  • Fresas troceadas
  1. Sumerge la gelatina en agua fría.
  2. Monta la nata y refrigera.
  3. Tritura las fresas junto con el queso y la miel.
  4. Escurre la gelatina, calienta en el micro por 15″ (hasta que derrita) e incorpora a la mezcla de fresas, queso y miel.
  5. Ahora, añade poco a poco la nata, mezclando con movimientos envolventes, de forma que no perdamos el aire que hemos ganado montando la nata.
  6. Añade las fresas troceadas y mezcla.
  7. Desmolda la crema de nata y mascarpone y coloca sobre la base de anacardos.
  8. Añade la crema de fresas sobre la anterior, ayuda a que las fresas troceadas caigan en el lateral y refrigera unas horas hasta que cuaje.

Gelatina de fresas

  • 100g Fresas
  • 150g Agua
  • 20g Miel cruda
  • 2,5 Hojas de gelatina
  1. Sumerge la gelatina en agua fría.
  2. Tritura las fresas y el agua.
  3. Cuela la mezcla anterior.
  4. Añade la miel y mezcla.
  5. Añade la gelatina escurrida y derretida y mezcla.
  6. Corta las fresas en tiras y reparte sobre la crema de fresa.
  7. Añade la gelatina y refrigera hasta el día siguiente.

Y ya está! Ya tenemos listo este delicioso pastel!

Espero que te animes a prepararlo y que me cuentes lo bien que te ha quedado!

Nos vemos en la próxima receta!

Te dejo algunos cheesecakes para que puedas ver más ideas y si no quieres perderte todo lo que preparo me puedes seguir en:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *