HELADO DE PIÑA CON COCO

Hola! Aquí estoy con un nuevo con algo fresquito…Se trata de un helado de piña con coco!

Esta vez te lo traigo en un continente natural, ya que lo sirvo dentro de la piel de la piña! Cuando lo prepares en casa, puedes elegir otro recipiente si lo prefieres pero, si lo haces utilizando la piña obtendrás un toque más intenso a fruta que acaba de rematar este delicioso helado!

El “modus operandi” no tiene ningún secreto pero te contaré unos sencillos trucos para que te organices mejor.

Lo primero que tienes que hacer es cortar la mirad superior de una piña, pelarla, cortarla en trozos pequeños y congelarlos.

Una vez congelados, con cuidado vacía la piña para dejar el hueco y los trozos que habrás sacado de piña puedes utilizarlos para comerlos de postre este mismo día, hacerte un licuado o congerlarlos para preparar otro helado mañana…

Para el vaciado de la piña, no es tan fácil como con una sandía por ejemplo, que te podría valer con una cuchara. Aquí tienes que utilizar un cuchillo y hacer unos cortes por los laterales y luego desde el centro y de forma triangular, seguir haciendo cortes pequeños hasta sacar toda la piña.

Además de la piña, lleva coco fresco para darle ese toque especial y dulce, aceite de coco para intensificar el sabor del coco y para que quede un poquito más consistente y por último lleva plátano para darle el punto de cremosidad y ese plus dulce! Ah! Y como opcional, te animo a que añadas una rodajita de jengibre fresco, queda espectacular!

Vamos con la receta!

HELADO DE PIÑA CON COCO

Ingredientes:

Media piña mediana pelada y congelada

50gr Coco fresco

1 Plátano congelado

Una rodaja de jengibre fresco

20gr Aceite de coco

La mitad inferior de una piña vacía

Cómo se hace:

En un procesador de alimentos potente, tritura todos los ingredientes hasta obtener una mezcla cremosa.

Si ves que cuesta un poco o que no de deshace bien, espera unos minutos a que atempere todo un poco y ayuda (con el procesador apagado) a la fruta a que se acerque a las cuchillas. Repite este proceso varias veces si es necesario. Una “trampa” sería añadirle un poco de leche pero la textura lu te quedará tan consistente como debería.

Añade al “bol” de piña y sirve con unos trocitos de piña congelada y frutos rojos también congelados.

Y ya lo tienes listo!

Espero que te animes a prepararlos en casa! Si lo haces, me puedes etiquetar o nombrar en las redes sociales para que vea lo bien que te han quedado!

No vemos en la próxima receta, pero antes te dejo más recetas de polos por si quieres probar más:

Helado de chocolate con menta

Gofres de menta con helado de fresas

Y, si no quieres perderte todo lo que preparo me puedes seguir en:

Youtube:https://www.youtube.com/channel/UCogKeD1w141YV-USjih2OwA

Instagram:https://www.instagram.com/chefbosquet/

Facebook:https://www.facebook.com/robebos/

Twiter:https://twitter.com/chefbosquet

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *